El inicio del retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París motiva un nuevo llamado a la acción | WWF

El inicio del retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París motiva un nuevo llamado a la acción

Posted on
01 junio 2017


El Presidente Donald Trump anunció públicamente el día de hoy que dará inicio al proceso de retiro de los Estados Unidos de América del histórico Acuerdo de París, el primer y más importante plan global para atender los retos del cambio climático. Este anuncio supone un llamado a la acción para gobiernos nacionales y locales, así como para el mundo corporativo y para millones de ciudadanos alrededor del mundo, para que fortalezcan su compromiso para hacerle frente al problema del calentamiento global.
 
El Acuerdo de París, aprobado en diciembre de 2015, compromete a casi 200 países del mundo a invertir todos los esfuerzos posibles para limitar el incremento de la temperatura global a 1,5º C y, con ello, detener algunos de los peores impactos del calentamiento sobre el planeta.
 
El Líder Global de la Práctica de Clima y Energía de WWF, Manuel Pulgar-Vidal, dijo: “El Acuerdo de París es una respuesta colectiva mundial al cambio climático. El poder transformador del Acuerdo reside en los objetivos que incentiva, y las naciones deben rendir cuentas acerca de aquello que prometieron. Una caída tan drástica en lo que se refiere a nuestros esfuerzos para reducir la polución por carbono no beneficia a nadie, dado que el cambio climático nos afecta a todos por igual.
 
“Ciudades, estados, compañías y ciudadanía, dentro y fuera de los Estados Unidos de América, apoyan todas aquellas acciones encaminadas a enfrentar los retos del calentamiento global. Todos están listos para contribuir a que existan economías bajas en carbono ascendentemente.
 
“Afortunadamente, el Acuerdo de París trasciende a cualquier nación o gobierno. Aún estamos a tiempo de alcanzar los compromisos adquiridos; pero no hay tiempo que perder. Los países deben aprovechar esta oportunidad para liberar su potencial, así como para invertir en energías renovables que eliminen la polución nociva por carbono, y para construir economías más resilientes, inclusivas y prósperas”.
 
Por su parte, Carter Roberts, presidente y CEO de World Wildlife Fund-US, dijo: “El Acuerdo de París surgió cuando las naciones dejaron a un lado la política para, colectivamente, revertir el curso de la amenaza del cambio climático. Estados Unidos ayudó a liderar ese proceso.
 
“La política nacional e internacional de Estados Unidos se ha distinguido por honrar con nuestros compromisos y cumplir con nuestras promesas. Las leyes y regulaciones ambientales de Estados Unidos han servido como modelo para este tipo de políticas en el mundo.
 
“El Acuerdo de París no solo une a las naciones en torno a una visión común. Está creando un plan de cooperación, estabilidad política y generación de empleos. La creciente economía de energía limpia de nuestro país emplea actualmente a más de 3.3 millones de personas en Estados Unidos; más que todos los empleos combinados de la industria de los combustibles fósiles. Los actores del sector económico de Estados Unidos comprenden que no tenemos que elegir entre la prosperidad económica y un futuro más seguro para nuestras familias y comunidades.
 
"Las empresas de Estados Unidos, incluyendo grandes tiendas como Walmart, empresas eléctricas como Pacific Gas & Electric e incluso compañías tecnológicas como Google y Apple, han apoyado con firmeza el Acuerdo de París. Compañías de petróleo, gas y carbón como Royal Dutch Shell, BP, ExxonMobil y Peabody Coal apoyan la permanencia en el Acuerdo de París, lo cual hace que el anuncio de hoy sea aún más confuso.
 
“Abandonar el Acuerdo de París hará más difícil alcanzar un futuro más seguro y próspero tanto para nuestro país y para el mundo. En un mundo que se ha vuelto más seguro gracias a los acuerdos entre las naciones, instamos a la administración de Trump a reconsiderar y sumarse a las empresas, alcaldes y gobernadores de Estados Unidos que apoyan el Acuerdo de París. Con esto se da prioridad a la creación de empleos y a la estabilidad a largo plazo de Estados Unidos”.