Ecorregión | WWF


 
	© Victor Hugo MAGALLANES / WWF_Bolivia

Cerrado-Pantanal

El Pantanal

El humedal más grande del mundo.
Es el mayor y uno de los humedales mejor conservados del mundo. Se caracteriza por una sorprendente diversidad de flora y fauna. Además de la riqueza de especies, el Pantanal también ofrece servicios ambientales subvalorados adicionales como el mantenimiento y purificación de las fuentes de agua necesarias para múltiples necesidades humanas, protección de los recursos del suelo, hábitat de plantas y animales de valor comercial, control biológico, la recarga del acuífero y la regulación climática local. Sus habitantes agregan un tesoro adicional que es la riqueza cultural a la zona.

La alta productividad del Pantanal mantiene un gran número de especies de fauna de gran importancia para las comunidades locales. También permite el desarrollo de prácticas de ecoturismo y es una fuente de recursos genéticos. Como todos los ecosistemas de agua dulce, el Pantanal constituye una unidad interdependiente que debe considerarse como un todo. Cualquier evento adverso en un lugar es muy probable que tenga impacto en el resto de la misma.
Cuenca alta del río Paraguay 
	© WWF-Brasil
Cuenca alta del río Paraguay
© WWF-Brasil
Como todos los ecosistemas de agua dulce, Pantanal constituye una unidad interdependiente que debe ser considerada en su conjunto, cualquier evento adverso probablemente afectará al resto de la ecorregión.  La alta productividad del Pantanal mantiene un gran número de especies de fauna macro de gran importancia para las comunidades locales.

Lastimosamente en el Pantanal la integridad de la salud de los ríos sufre amenazas como: la contaminación con aguas residuales domésticas, cultivos industriales y agroquímicos, la consecuencia devastadora de la deforestación triada que produce un exceso de sedimentación, la alteración del flujo natural del agua mediante diques y navegación irregular, sólo por dar algunos ejemplos.
Pantanal 
	© Fabi Fliervoet / WWF-Paraguay
Pantanal
© Fabi Fliervoet / WWF-Paraguay

El Cerrado

Sabana biológica más rica del mundo.
Cubre alrededor de 2,5 millones de km² principalmente en territorio brasileño (aproximadamente el 22% de su territorio) en extensas manchas mezcladas con la vegetación del Bosque Chiquitano Chaco, en el noreste de Bolivia y el norte central de Paraguay.

Esta ecorregión contiene una sorprendente biodiversidad, se pueden encontrar más de 10.400 especies de plantas vasculares, 50 de los cuales son endémicas, además posee una enorme diversidad de fauna con 180 especies de reptiles, 113 de anfibios, 837 de aves y 195 de mamíferos.

Se necesitan grandes esfuerzos para preservar este tesoro biológico ya que sólo el 1% de esta ecorregión está protegida, mientras que el desarrollo de la agricultura sigue destruyendo el hábitat.

El Cerrado está bordeado al norte por la región amazónica y al oeste y suroeste por el Gran Chaco, que tiene grandes similitudes en escenarios de flora y fauna. Es una parte fundamental de las fuentes de agua de los tres principales ríos de América del Sur: Amazonía, Paraguay y San Francisco. La vegetación del Cerrado con su clima semi-húmedo está influenciada principalmente por factores del suelo y fuegos naturales, usualmente en la estación seca. La mayoría de las plantas muestran adaptaciones al fuego. La ecoregión se encuentra en suelos muy pedregosos superficiales o suelos antiguos muy pobres en nutrientes.
Cerrado 
	© Fundación Moisés Bertoni
Cerrado
© Fundación Moisés Bertoni
Muchas de las amenazas que se presentan son comunes en todo el ecosistema, incluso en otros ecosistemas circundantes, incluyendo los desarrollos de infraestructura (carreteras, represas y vías fluviales), las prácticas agrícolas pobres, la expansión de la frontera agrícola, la contaminación urbana y el cambio climático.