El Bosque Atlántico del Alto Paraná

Mapa del Bosque Atlántico del Alto Paraná / ©: Andrea Garay / WWF Paraguay
Mapa del Bosque Atlántico del Alto Paraná
© Andrea Garay / WWF Paraguay

Nuestro bosque

Los científicos de WWF a nivel mundial identificaron los 200 lugares biológicamente más importantes de la tierra. Algo así como un "Arca de Noé" representativo del planeta. Se los denominó "Global 200", siendo el Complejo Ecorregional "Bosque Atlántico" uno de ellos.
El Complejo Ecorregional "Bosque Atlántico" comprende 15 ecorregiones y el Bosque Atlántico del Alto Paraná es una de ellas. De hecho es la ecorregión que mantiene la mayor cantidad de remanentes forestales que abarca los países, Argentina, Brasil y Paraguay, 

Involucra en Paraguay los departamentos de Amambay, Canindeyú, Alto Paraná, Itapúa, Paraguarí, Caaguazú, San Pedro, Concepción, Caazapá y Guairá.

Paraguay aún conserva un área importante de superficie; alrededor de 1.700.000 hás. del Bosque Atlántico del Alto Paraná, aunque la contínua deforestación ha fragmentado esa superficie boscosa.

A pesar de esta fragmentación, los remanentes boscosos constituyen un hábitat extremadamente rico que contiene innumerables especies de animales y plantas.

El Bosque Atlántico del Alto Paraná o BAAPA , es un boque que cuenta con ecosistemas particulaes que no existen en otro lugar del mundo. Estos boques cuentan con pastizales y cuencas hidrográficas que se caracterizan por su ubicación, su clima y también por lo animales y las plantas que en él se encuentran.

Entre su fauna se destacan los más grandes y espectaculares mamíferos del continente. Entre los felinos encontramos el jaguar, el puma y el ocelote. Otros mamíferos son el tapir, dos especies de venados, dos especies de pecaríes, el coatí, el zorro vinagre y variedades de monos. Además alberga también a más de 400 especies de bellísimas aves, algunas de las cuales están en peligro de extinción, como el yacutinga, el pato serrucho, el loro vinaceo, el pájaro campana y el águila harpía (la más poderosa del mundo).

Entre su flora podemos destacar la inmensa variedad de árboles bien conocidos como el kurupa´y, yvyra pyta, yvyra ro, creo, pino paraná, el tajy (árbol nacional del Paraguay), orquídeas y otros tipos de plantas, que contribuyen a la biodiversidad botánica.

Apelamos a los esfuerzos de conservación pues nuestros bosques se encuentran extremadamente degradados, aislados y fragmentados. Además, a través de la preservación se garantiza la provisión de servicios ambientales hoy y y para generaciones futuras: conservación del clima, equilibrio del régimen de lluvias, el abastecimiento de agua, conservación de suelos, conservación de la biodiversidad, etc.
 
En Paraguay solo queda un 13% de los bosques originales, en su mayoría en un estado altamente fragmentado y degradado. La pérdida de bosques ha sido provocada principalmente por la conversión para el desarrollo agropecuario primeramente para la ganadería y en las últimas décadas para el avance de la agricultura mecanizada – siendo la soja el cultivo principal. 
 
Para preservar nuestros bosques WWF Paraguay está impulsando varias herramientas legales y productivas que incentiven la conservación de los boques nativos e impidan la deforestación en la Región Oriental: 
 
  • Ley de Deforestación Cero
  • Pago por Servicios Ambientales (PSA)
 

La preservación del BAAPA, tiene importancia mundial por ser fuente invalorable de material genético y por ser agente catalizador de la calidad del aire y del agua de toda la región.

Departamentos que abarca el BAAPA / ©: WWF Paraguay
Departamentos que abarca el BAAPA
© WWF Paraguay

Acciones que puedes hacer para ayudar a conservar el Bosque Atlántico de Alto Paraná

  • Denuncia los delitos ambientales!, no tengas miedo. Todos tenemos el derecho de vivir en un ambiente sano y denunciar es una manera de  ayudar. La Secretaría del Ambiente cuenta con departamento que recibe denuncias. Si deseas hacerlo anónimamente puedes llamar al 444-300 código SEAM.
  • Unite a nuestra red de voluntariado con más de 100 personas de todas las edades sumando tu esfuerzo para realizar acciones de concientización y educación ambiental que ayudan a mejorar la calidad de vida de todos. Inscribíte haciendo click aquí 
  • Se parte de la solución, ayúdanos a reconstruir los corredores biológicos del BAAPA uniéndote a la Campaña "Reforestemos el Bosque Atlántico del Alto Paraná" haz click aquí
  • Visita las reservas, conocer nuestros bosques es la mejor manera de comprender porque es tan importante preservarlos y así podrás apreciar el trabajo de la WWF.

La Ley de Deforestación Cero: ¿En qué consiste?

La “Ley de Deforestación Cero” constituye hoy la única herramienta eficaz contra la tala indiscriminada de bosques en la región oriental. Desde su primera implementación el índice de deforestación disminuyó en un 90%.
 
Esta ley es de vital importancia hasta que se articule un cuerpo legislativo eficaz basado en una forma de conservación del bosque que sea económica, social, y medioambientalmente viable.
 
En el año 2006, cuando faltaba poco para que terminara su vigencia, el trabajo de difusión de los medios de comunicación y las organizaciones de la sociedad civil, tuvo por resultado que el Congreso Nacional extendiera su alcance hasta diciembre de 2008 y luego hasta el 2013.
 
En aquella oportunidad se discutió también un nuevo marco jurídico que permitiera compensar económicamente a los propietarios de bosques nativos. Esto llevó a la sanción y promulgación de la Ley 3001/06 “De valoración y retribución de los servicios ambientales”, que permite valorar los servicios que prestan los ecosistemas cuando son sometidos a un manejo conservacionista, es decir, retribuye las acciones ejecutadas por los propietarios en cuanto a conservar los bosques, humedales y pastizales que se encuentran dentro de sus respectivas tierras, colaborando así con el mantenimiento de la diversidad biológica, regulación del clima, control de la erosión e inundaciones, la producción de agua dulce y la belleza escénica, entre otros.
 
Esta ley consiste en prohibir temporalmente el cambio del uso de suelo forestal, a suelos agrícolas y/o ganaderos, pero no implica que no se puedan usar los recursos del bosque. La extracción de rollos de los remanentes forestales puede hacerse, pero a través de un plan de manejo forestal aprobado por el INFONA y con una licencia ambiental emitida por la SEAM. Además, quienes se encuentren aplicando esta legislación en la región oriental, tienen la opción de utilizar también la reglamentación de valoración y retribución de los servicios ambientales. 
 
En términos sencillos, significa que un bosque no puede ser desmontado (echado/cortado/talado) para usarlo para una pastura o para una parcela de cultivo agrícola, sino que debe permanecer como bosque. Sin embargo, los productos maderables y no maderables de ese bosque pueden ser usados, siempre y cuando haya un plan de manejo forestal aprobado por las autoridades pertinentes.
 
La ley de deforestación cero no impide el crecimiento económico del país, al contrario desde la promulgación de esta ley creció la eficiencia de la producción agrícola y ganadera en el Paraguay.
 
El Congreso de la Nación ha aprobado su extensión hasta el 2018, en la sesión del 29 de agosto del 2013. 
Campaña "Que siga y se cumpla" / ©: Brandon/WWF Paraguay
© Brandon/WWF Paraguay