| WWF

SuLu

Una planificación climáticamente inteligente en sabanas y pastizales, a través de la incidencia política, ordenamiento y buenas prácticas.

© José Luis Roscales / WWF-Paraguay

¿Qué es SuLu?

Es un proyecto de 3 años implementado en conjunto por WWF-Alemania, WWF-Colombia y WWF-Paraguay en los Llanos de la Orinoquia colombiana y el Pantanal paraguayo para promover una planificación climáticamente inteligente del territorio que asegure los regímenes de carbono, biodiversidad y agua en ecosistemas de sabanas y pastizales naturales; y alcanzando una producción agrícola sostenible.

MAPA

© Fabi Fliervoet / WWF-Paraguay
© Laboratorio SIG - WWF-Paraguay

SuLu en Paraguay

En nuestro país, SuLu se implementa en la Ecorregión Pantanal del Chaco y su área de influencia perteneciente a la cuenca alta del río Paraguay (aprox. 11 millones de hectáreas), la cual se extiende por los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón. Es en esta área donde convergen 4 grandes ecorregiones: Pantanal, Cerrado, Médanos y Chaco Seco, caracterizando al área del proyecto como un mosaico de paisaje muy diversos que comprende humedales, bosques, sabanas y pastizales que le dan un valor único.

¿Qué busca SuLu?

El proyecto busca fortalecer capacidades y alianzas con los actores de la Ecorregión Pantanal del Chaco y su área de influencia para lograr una planificación territorial y zonificación ejemplar que sea climáticamente inteligente tomando en cuenta los valores de biodiversidad, carbono y agua, con especial énfasis en las sabanas y pastizales naturales, y que con esto se pueda lograr una producción agropecuaria sostenible en la zona.

© Fabi Fliervoet / WWF-Paraguay

¿Por qué las sabanas y pastizales?

Porque es uno de los ecosistemas más comunes que representa casi el 40% de la Ecorregión Pantanal del Chaco, con presencia de palmeras (Copernicia alba) que le dan un paisaje característico. Las sabanas y pastizales ayudan a amortiguar la gravedad y frecuencia de inundaciones cuenca abajo, además de regular la dinámica del agua en época de lluvias y sequias. La vegetación presente almacena un stock de carbono importante y ayuda a mantener el suelo compacto evitando erosiones. Asimismo, controlan la salinización de aguas superficiales, necesaria para la supervivencia de la flora y fauna local.