Las tierras de la Reserva Yvera (ex Marina Cué) es considerada una piedra angular para la conservación del Bosque Atlántico en Paraguay

Posted on
22 diciembre 2020


La Reserva Ybera (ex Marina Cué), constituye un santuario ecológico y un semillero de la selva paranaense. Sus bosques aun componen el hábitat de innumerables especies de animales y plantas únicas en el mundo. Este santuario es la única esperanza de recuperar la conexión entre las Reservas Mbaracayu y Morombi, ya que se ubica en forma equidistante, entre las mismas.
 
Científicos de WWF a nivel mundial identificaron los 200 lugares biológicamente más importantes de la tierra. Algo así como un "Arca de Noé" representativo del planeta, se los denominó "Global 200", siendo el Complejo Ecorregional "Bosque Atlántico" uno de ellos, donde se encuentran la Reserva Privada Morombí, la Reserva Bosque Mbaracayu y la Reserva San Rafael. Considerando la proximidad de la Reserva Ybera, a Morombi y Mbaracayú, la misma puede ser considerada en la misma categoría de importancia.
 
El Bosque Atlántico en Paraguay involucra a los departamentos de Amambay, Canindeyú, Alto Paraná, Itapúa, Paraguarí, Caaguazú, San Pedro, Concepción, Caazapá y Guairá. 

Entre su fauna se destacan los más grandes y espectaculares mamíferos del continente. Entre los felinos encontramos al jaguareté, al puma y al ocelote que aún podemos ver en las Reservas Morombí y Mbaracayú. Otros mamíferos son el tapir, dos especies de venados, dos especies de pecaríes, el coatí, el zorro vinagre y dos especies de monos.
 
Entre su flora podemos destacar la inmensa variedad de árboles bien conocidos como el Kurupa´y, Yvyra pyta, Yvyra ro, Cedro, Pino paraná, el Tajy (árbol nacional del Paraguay), numerosas especies de orquídeas autóctonas y otros tipos de plantas, que contribuyen a la biodiversidad de nuestros maravillosos bosques.
 
En Paraguay en la Región Oriental solo quedan bosques altamente degradadas, fragmentadas y aisladas unas de otras que incluye el emblemático “Bosque Atlántico” o como lo denomina la Argentina “Selva Paranaense” y “Mata Atlántica” en el Brasil.  

A través de la conservación de lo que nos queda en la Región Oriental se podrá garantiza la provisión de servicios ambientales hoy y para las generaciones futuras: equilibrio del régimen de lluvias, el abastecimiento de agua, conservación de suelos, de la biodiversidad, manteniendo las culturas ancestrales y mitigando el cambio climático que azota a todo el mundo y especialmente a nuestra región por la deforestación de las cuales somos testigos.

Recientemente el Poder Legislativo, aprobó el proyecto de ley que transfiere al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT) la totalidad de la Reserva Yberá, con el fin de que este instituto la transforme en un asentamiento humano. Esto violaría flagrantemente la recién promulgada Ley N° 6256, conocida como “Deforestación Cero” que estará vigente por los próximos 10 años y prohíbe dichos asentamientos en zonas de bosque nativo. Además, sería una transgresión a la Ley 352/94 de Areas Silvestres Protegidas, ya que la Reserva Ybera, fue transferida al MADES (Ex SEAM) por medio de la Ley Nº 5530.

“QUE TRANSFIERE A TÍTULO GRATUITO A FAVOR DE LA SECRETARÍA DEL AMBIENTE, UN INMUEBLE INDIVIDUALIZADO COMO FINCA N° 30, PADRÓN N° 61, DEL DISTRITO DE CURUGUATY, DEPARTAMENTO CANINDEYÚ, Y LO DECLARA ÁREA SILVESTRE PROTEGIDA BAJO DOMINIO PÚBLICO, A PERPETUIDAD, CON LA CATEGORÍA DE “MANEJO RESERVA CIENTÍFICA” DE ESTRICTA PROTECCIÓN Y LA DENOMINACIÓN: “RESERVA CIENTÍFICA YBERÁ”.

Ante el anunció del Poder Ejecutivo, de su intención de promulgar esta ley, se consumaría la mencionada transgresión, que ni puede ser compensada, por medio de la anunciada transferencia de tierras en compensación por parte del INDERT al MADES; ya que la Reserva Ybera es única por su ubicación en el centro del corredor que une a Morombi y Mbaracayú.

Desde sus inicios WWF-Paraguay, se pronuncia sobre las actividades ilegales de deforestación, estas actividades se verifican mediante un Sistema de Monitoreo Satelital (GIS).

“Como organización venimos denunciando desde el año 2000, diferentes casos de deforestación ilegal en la región del Bosque Atlántico. Instamos a la ciudadanía a seguir aprendiendo sobre los numerosos servicios que nos dan los bosques y a seguir exigiendo los derechos que tenemos todos de vivir en un ambiente saludable. Recordemos que la Ley N° 6256 de Deforestación Cero está vigente y que la Reserva Ybera no puede estar sujeta a Deforestación", manifestó Lucy Aquino, directora y Representante País de la WWF Paraguay.