Evaluación de WWF resalta que bancos centrales y supervisores financieros deben abordar los riesgos climáticos y de naturaleza

Posted on
28 octubre 2021


  • La primera evaluación de WWF sobre la Regulación Financiera Sostenible y actividades de los Bancos Centrales demuestra que existe un creciente reconocimiento de los impactos financieros del cambio climático y la pérdida de biodiversidad.
  • Aunque toman medidas para crear un sistema financiero más sostenible, solo unos cuantos utilizan herramientas monetarias, regulatorias y prudenciales para evitar apoyar actividades incompatibles con los objetivos climáticos, ambientales y de sostenibilidad. Ninguno emplea requerimientos de capital y de liquidez con un enfoque preventivo para mitigar los riesgos relacionados con el clima y el medio ambiente.
  • La pérdida de la naturaleza es una amenaza tan importante como el cambio climático y, dada su interconexión, deben abordarse al mismo tiempo. 
 
GLANDF, Suiza.- Tras la publicación del marco de evaluación de la Regulación Financiera Sostenible y actividades de los Bancos Centrales (SUSREG por sus siglas en inglés) y la herramienta electrónica de monitoreo en abril de 2021, WWF lanza hoy su primer informe anual SUSREG. Este informe analiza los resultados de la evaluación de las medidas adoptadas y los avances realizados por los bancos centrales, los reguladores bancarios y los supervisores para integrar consideraciones ambientales y sociales en sus mandatos y actividades. 
 
El reporte cubre 38 países en las regiones de América, Europa, Medio Oriente, África y Asia-Pacífico, incluyendo la mayoría de los miembros y observadores del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea. En conjunto, representan más del 90% del PIB mundial, el 80% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y 11 de los 17 países más ricos en biodiversidad.
 
Los resultados de la evaluación indican que, si bien los bancos centrales y los supervisores bancarios están desarrollando su estrategia y comenzando a tomar medidas concretas para abordar los riesgos climáticos, los riesgos ambientales y sociales están significativamente menos cubiertos.
 
“El progreso alcanzado por los bancos centrales, los reguladores bancarios y los supervisores es alentador. Necesitamos acelerar esos esfuerzos para abordar los desafíos ambientales y sociales que enfrentamos si se quieren cumplir los compromisos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo Margaret Kuhlow, Líder de Práctica de Finanzas de WWF. “La pérdida de la naturaleza es una amenaza tan significativa como el cambio climático, y las dos están interrelacionadas. No podemos resolver una sin abordar la otra".
 
La regulación y las expectativas de supervisión están iniciando su implementación a nivel mundial y el 35% de las jurisdicciones evaluadas exigen a los bancos que desarrollen y / o fortalezcan sus prácticas de gestión de riesgos climáticos, ambientales y / o sociales. Algunos de los principales ejemplos incluyen el Banco Central Europeo y la Autoridad Monetaria de Singapur emitiendo nuevas directrices de gestión de riesgos climáticos y ambientales, así como el Banco Central do Brasil fortaleciendo su regulación existente para la gestión de riesgos, cubriendo un espectro más amplio de riesgos ambientales y sociales.
 
Hay también una notable aceleración en la elaboración de estudios para comprender mejor y cuantificar la exposición de los bancos a los riesgos asociados con el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, así como en el desarrollo de taxonomías para definir actividades "sostenibles". Sin embargo, persiste la falta de evidencia de acciones regulatorias específicas en la implementación o herramientas de supervisión para asegurar el cumplimiento de las reglas y expectativas promulgadas para salvaguardar al sistema financiero de los riesgos climáticos y otros más amplios como los riesgos ambientales y sociales. 
 
Desde la perspectiva de la banca central, las consideraciones ambientales y sociales aún no están completamente integradas en las medidas clave de política monetaria, como la compra de activos, los marcos de garantía o los programas de refinanciamiento. Solo el 22% de los principales bancos centrales cuenta con algunas de estas medidas y ninguno de ellos cumple plenamente los indicadores relacionados del marco SUSREG. Aunque se observan mayores avances en las reservas de divisas y en la gestión general de la cartera, un mejor uso de estas medidas clave garantizaría que los bancos centrales incluyan los riesgos ambientales y sociales y no retrasen la transición hacia una economía más sostenible.
 
“Necesitamos una transformación profunda de nuestro sistema financiero, una que considere los riesgos ambientales y sociales de forma sistemática y que siga un enfoque preventivo”, dijo Maud Abdelli, Líder de la Iniciativa de Enverdecimiento de la Regulación Financiera de WWF.
 
“Esperamos que los bancos centrales y los supervisores financieros tomen medidas rápidas acordes con los desafíos que enfrentamos y que apoyen una transición oportuna, ordenada y justa hacia una economía baja en carbono, resiliente, sostenible”, señaló Sylvain Augoyard, líder técnico de SUSREG de WWF y autor del Informe Anual 2021.
 
WWF insta a los bancos centrales y supervisores a adoptar una postura pública firme sobre la necesidad de responder a los desafíos ambientales y sociales. Esto respaldaría acciones más ambiciosas por parte de los gobiernos y enviaría las señales adecuadas a las instituciones financieras, en particular sobre los próximos cambios regulatorios y de supervisión. En esta década que es crítica para la acción, la intervención ambiciosa y la coordinación internacional serán la clave del éxito.
 
WWF actualizará la evaluación en la plataforma electrónica SUSREG Tracker dos veces al año y elaborará informes anuales para evidenciar el progreso realizado, destacando las buenas prácticas y en dónde se requieren mejoras.
 

 
Acerca de SUSREG Tracker 
La herramienta de evaluación de la Regulación Financiera Sostenible y actividades de los Bancos Centrales (SUSREG) está basada en un marco desarrollado por WWF bajo la Iniciativa de Enverdecimiento de la Regulación Financiera, dedicada a apoyar a los bancos centrales, los reguladores y supervisores del sistema financiero para mejorar la estabilidad y resiliencia del sector financiero ante los riesgos relacionados con el clima y los riesgos ambientales y sociales, permitiendo a su vez la movilización de capital para la transición hacia una economía baja en carbono, resiliente y sostenible. Facilita el intercambio de buenas prácticas y la comparación entre países, y también destaca las áreas en las que se requieren mayores esfuerzos. Al proporcionar una evaluación coherente y detallada en los países clave de todo el mundo, los bancos centrales y los supervisores pueden evaluar y comparar el progreso en la integración de las consideraciones ambientales y sociales en sus mandatos y operaciones.
 
Con un enfoque inicial en la supervisión bancaria, el marco de SUSREG se ampliará gradualmente para cubrir otras partes clave del sistema financiero, como los seguros, los mercados de capitales y la gestión de activos.
Más información en: https://www.susreg.org/
 
Acerca de la Iniciativa de Enverdecimiento de la Regulación Financiera (GFRI) de WWF 
La Iniciativa de Enverdecimiento de la Regulación Financiera (GFRI) de WWF busca posicionar el tema de riesgos climáticos y ambientales en el centro del sistema financiero. A través de esta iniciativa, WWF pretende evidenciar el vínculo entre los riesgos financieros y los riesgos ambientales tales como el cambio climático, la escasez de agua y la pérdida de la biodiversidad, e involucrar a los formuladores de políticas, los bancos centrales y los supervisores financieros en la necesidad de integrar esos riesgos en sus mandatos y operaciones. Al hacerlo, WWF proporciona las herramientas, la investigación científica, las evaluaciones y la asistencia necesarias para ayudar a mejorar las ambiciones en la agenda de políticas globales de finanzas sostenibles.
 
Más información en: www.panda.org/gfr