Unir para conservar la vida



Corredores biológicos

Son áreas potenciales para unir un remanente de bosque con otro, conectando de esta forma las especies animales y vegetales, que mediante estos corredores se podrían comunicar evitando problemas genéticos que ocurren generalmente cuando individuos de una misma especie cruzan sus genes con sus parientes directos.
Además, hay especies - como el águila harpía o el yaguareté - que necesitan grandes superficies de bosques para mantener poblaciones viables, condición que sólo puede garantizarse uniendo dos o más áreas boscosas entre sí.
 
© Sonia Delphin, WWF Paraguay
Corredor biológico entre el parque nacional Caazapá y la reserva de recursos manejados Tapytá.
© Sonia Delphin, WWF Paraguay