La Hora del Planeta | WWF

​¿Qué es La Hora del Planeta?

La Hora del Planeta de WWF es un movimiento global para proteger nuestro planeta. Millones de personas se suman cada año, apagando sus luces durante 60 minutos,  haciendo así un compromiso simbólico con el futuro y la protección de la naturaleza.

Durante los últimos años, cientos de ciudades se han sumado a este evento e icónicos monumentos como la Ópera de Sídney, la Torre Eiffel en Paris, el Palacio de Buckingham y el Castillo de Edimburgo en Londres, apagan sus luces formando parte de este movimiento.

Este año, estamos pidiendo a las personas, instituciones y empresas que usen su voz durante La Hora del Planeta, para decirle al mundo que estamos preocupados por el medio ambiente y que la naturaleza sí importa. Nos da todo lo que necesitamos para asegurar nuestra supervivencia y, es nuestro principal aliado contra el cambio climático. Además, motivamos a todos a comprometerse y adoptar un hábito en su vida cotidiana, que sea amigable con la naturaleza, reconociendo que somos parte de ella y que tenemos un rol activo en su conservación.

¿Cómo podés participar?

Este año, les pedimos que usen su voz durante La Hora del Planeta: queremos que todos se comprometan a cambiar una cosa en su vida cotidiana y tengan un #ConsumoResponsable, que ayudará a proteger nuestra naturaleza.

Desde tus plataformas digitales, puedes hacer un cambio y promoverlo, o alentar a tus seguidores a hacer cambios en sus formas de consumo. Puedes adoptar el uso de artículos reutilizables o ayudar a restaurar la naturaleza en tu comunidad local. También te invitamos a unirte al apagado de luces global que será a las 20.30hs  el sábado 28 de marzo de 2020.

A través del kit de recursos de La Hora del Planeta que te compartiremos, puedes hacer viral los mensajes clave, ayudándonos a llegar a más personas.

  • Motiva a tus amigos, seguidores y comunidad a apagar sus luces y participar de los eventos programados. Avísanos y etiquétanos en las publicaciones, para poder @wwfpy registrarlas. Le haremos llegar un pack de materiales digitales que incluye mensajes clave, imágenes, banners web, carteles, el video promocional, entre otros.

  • Haz un compromiso público en tus plataformas. Ya sea para cambiar tu consumo de plásticos, usar energías alternativas, evitar el desperdicio de alimentos, reducir su huella hídrica, entre otros. Comparte un video o fotografías de esta experiencia.

  • Participa del evento y las actividades previas. Ayúdanos a través de los medios a motivar a la población a encaminar sus hábitos  a ser más sostenibles. Ponte en contacto con nosotros para ser parte del tour de medios y el calendario de eventos que organizaremos.

  • Mantente en contacto con nosotros, para tener al día toda la información sobre la campaña, a través de nuestras plataformas digitales.

¡Sé parte de esta movilización! 

¿Por qué participar?

Al ser parte de este movimiento, nos unimos a millones de personas en todo el mundo para luchar por nuestro planeta.

Nuestro mundo está bajo una amenaza sin precedentes. Somos la primera generación en saberlo y talvez la última en poder hacer algo al respecto.

En los últimos 40 años, el 60% de las poblaciones globales de especies de vertebrados se ha reducido. Se estima que el 90% de las aves marinas del mundo tienen fragmentos de plástico en el estómago y la temperatura promedio global aumentó 170 veces más en los últimos 50 años. En ese mismo tiempo, casi el 20% de la Amazonía ha desaparecido, estando aún más en riesgo, tras los incendios forestales, que han impactado también ecosistemas como el Bosque Seco Chiquitano, el Cerrado, el Pantanal y Chaco, todos importantes para la salud de nuestro ecosistema.

La salud del planeta, la naturaleza y la biodiversidad también define el bienestar de la humanidad, de las especies, de las sociedades y de las economías en el mundo.

Es tiempo de actuar para revertir el daño y restaurar la naturaleza.

Es por eso que La Hora del Planeta se convierte en un espacio vital: da una voz poderosa a las personas que quieren poner al mundo en el camino hacia la recuperación. El poder de nuestras voces ya ha ayudado a influir en la política climática, entre inspirar la creación del primer Bosque de La Hora del Planeta del mundo en Uganda, o presionar la creación de legislación contra el plástico en las Islas Galápagos.