Baja, Apaga y Recicla



Capibara rel=
Capibara
© Fernando Allen
 
© WWF
Access to volunteer form
© WWF

Baja

  • Mueve tu friezeer y tu congelador. Si están cerca de los fuegos o de la caldera, consumirán mucha más energía que si están apartados de ellos. Por ejemplo, si se colocan en un sótano donde la temperatura es de 30-35º C, el consumo de energía es casi el doble y provoca una emisión adicional de 160 kg. de CO2 al año en el caso del congelador, y de 320 kg. en el caso del frigorífico.
Bajando la temperatura sólo 1ºC puedes reducir tu factura entre un 5 y un 10% y evitar hasta 300 Kg de emosiones de CO2 por hogar y año.

  • Descogela el congelador y el freezer periódicamente. Incluso es mejor reemplazarlos por otros modelos nuevos, ya que ahora todos tienen ciclos automáticos de descongelación y son casi dos veces más eficientes que los de antes. A la hora de comprar nuevos electrodomésticos (no solamente frigoríficos, sino lavadoras, lavaplatos, etc.), elige los que tengan la etiqueta europea de Grado A, que significa que son muy eficientes; pero compara también el consumo de energía entre los aparatos de Grado A porque puede variar de unos a otros. 
  • Ten cuidado con las configuraciones que empleas. Si pones el congelador o freezer al máximo, no sólo consumirás más energía sino que los alimentos no se conservarán frescos tanto tiempo porque pueden estropearse al congelarse.
  • No pongas en el freezer o heladera alimentos calientes o templados. Ahorrarás energía si dejas que se enfríen primero.
  • La actividad humana genera seis gigatoneladas de dióxido de carbono al año, pero la Tierra sólo puede reciclar tres. El resto se acumula cada año en la atmósfera, intensificando el efecto invernadero. ¡No olvides ahorrar energía!
  • ¡Llena el congelador!
    Mantelo lleno para que consuma menos energía. Un congelador lleno consume menos energía que uno vacío. Si no lo tienes lleno, mete algunas botellas de plástico con agua o incluso periódicos viejos hasta que necesites el espacio.
  • Reemplaza tus ventanas por unas de doble acristalamiento. Será necesario realizar una inversión inicial, pero reducirá a la mitad la energía perdida a través de las ventanas y te compensará a largo plazo. Si además compras lo mejor del mercado (unidades de doble acristalamiento y marco de madera con vidrio de emisiones bajas y relleno de gas argón) puedes ahorrar más del 70% de la energía perdida.
Dispensador de papel de la WWF 
© WWF
Dispensador de papel de la WWF
© WWF
WWF Travel Helper 
© WWF
Ayudante de viaje de WWF
© WWF

Ayudante de viaje de WWF

Viaja contaminando lo menos posible

Apaga

  • Apaga cinco luces de 60 W del pasillo y las habitaciones de tu casa cuando no las necesites y evita unas emisiones anuales de 270 Kg de CO2.
  • Cambia cinco bombillas de las lámparas que usas durante unas 5 horas al día por bombillas de bajo consumo (CFL) y ahorra 250 Kg de CO2 al año.
  • Cuando cambies tu viejo televisor compra uno con etiqueta ecológica y ahorra unos 30 Kg.de CO2 al año.
  • Apaga el aire acondicionado 4 horas cada día en verano cuando no estés en casa y ahorra 300 Kg.de CO2 al año.
  • Pásate a la energía verde y ahorra unos 520 Kg.de CO2 al año por vivienda.
  • Asegúrate de usar la lavadora solamente cuando esté llena y evita unas emisiones anuales de 45 Kg.de CO2 aproximadamente.
  • Seca la ropa de forma natural en lugar de usar una secadora y evita unas emisiones anuales de 280 Kg.de CO2.
  • Hierve solamente el agua necesaria para tu taza de té y evita unas emisiones anuales de 25 Kg.de CO2. Si todos los europeos hirvieran solamente el agua que necesitan, dejarían de malgastar 1 litro de agua hervida al día. Con la energía ahorrada se podría encender una tercera parte de las farolas de Europa.
  • Instala una alcachofa de poco flujo en la ducha y evita 230 Kg. de CO2 por persona al año.
  • Cierra el grifo mientras te lavas los dientes y evita una emisión anual de 3 Kg.de CO2.
  • Asegúrate de cerrar bien o reparar los grifos que gotean y evitarás unas emisiones anuales de 20 Kg.de CO2.
  • Enchufa 4 de tus transformadores en un enchufe con un ladrón y evitarás 35 Kg.de CO2 al año.

Recicla

  • Cuando compres agua embotellada, compra botellas de 1,5 litros en lugar de la cantidad equivalente en botellas de 1/2 litro. De este modo evitarás unas emisiones anuales de 9 Kg.de CO2.
  • ¡Recicla tus residuos! Por ejemplo, recicla 1 Kg.de aluminio y evitarás aproximadamente 9 Kg. de CO2. La mayoría de los productos que compramos generan emisiones de gases invernadero de una u otra forma, es decir, durante la producción o la distribución. Llevando tu desayuno en una fiambrera reutilizable ahorrarás la energía necesaria para producir nuevos envases.
  • Usa una bolsa reutilizable cada vez que vayas a la compra y ahorrarás unos 8 Kg. de CO2 al año.
  • Antes de imprimir un documento o un mensaje electrónico, piensa si realmente necesitas hacerlo y evita una emisión de 7 Kg. de CO2.
  • Lleva los envases de vidrio usados al contenedor y separa el papel y el cartón, el plástico y las latas del resto de la basura. Reciclar una lata de aluminio puede ahorrar un 90% de la energía necesaria para hacer una nueva. Esto supone... ¡9 kg. de emisiones de CO2 por cada kilogramo de aluminio! Por cada kg. de plástico reciclado, el ahorro es de 1,5 kg. de emisiones de CO2; por cada kg. de cristal reciclado, el ahorro es de 300 gr. de emisiones de CO2; y reciclar 1 kg. de papel en lugar de llevarlo al vertedero evita 900 gr. de emisiones de CO2, además de emisiones de metano.
  • Escoge productos que vengan con poco envase y compra repuestos cuando sea posible; de este modo podrás reducir la producción de residuos y el consumo de energía.
  • Recicla tus residuos orgánicos. Los vertederos son responsables del 3% de las emisiones de gases invernadero en Europa, debido al metano que liberan los residuos biodegradables al descomponerse. Si reciclas la basura orgánica o haces abono con ella si tienes jardín, ¡puedes ayudar a resolver este problema! Simplemente asegúrate de que haces abono del modo adecuado, para que se descomponga con el oxígeno suficiente; de lo contrario generará emisiones de metano y un olor nauseabundo.
Fuente: http://ec.europa.eu/environment/climat/campaign/control/turndown_es.htm

Camina

    • Ten en cuenta el consumo de combustible a la hora de cambiar tu vehículo nuevo, y evita 410 Kg. de CO2 al año.
    • Asegúrate de que las ruedas tienen la presión adecuada; ahorrarás 140 Kg.de CO2 al año.
    • Pásate al aceite de motor de poca viscosidad y ahorra 70 Kg.de CO2 al año.
    • Reduce la velocidad de 110 km/hora a 90 km/hora durante el 10% de tu trayecto y generarás 55 Kg. de CO2 menos al año.
    • Conduce de forma inteligente: planifica tu viaje, arranca sin pisar el acelerador, sube una marcha cuanto antes (a 2000-2500 rpm), mantén la velocidad constante y mira hacia delante para evitar frenar o acelerar de manera repentina. . ¡Y no olvides apagar el motor aunque se trate de paradas cortas! Esta forma de conducir puede evitar 330 Kg. de CO2 al año.
    • Viaja en bus 1.000 km al año en lugar de hacerlo tú solo en coche y evitarás la emisión de 130 Kg.de CO2 al año.
    • No hagas un viaje de ida y vuelta en un vuelo de corto recorrido cada año y ahorrarás unas emisiones anuales de 360 Kg. de CO2.
    • No hagas un viaje de ida y vuelta en un vuelo de largo recorrido cada año y ahorrarás unas emisiones anuales de 4.000 Kg. de CO2.
    • Haz en bicicleta los trayectos cortos que normalmente haces en coche y evitarás unos 240 Kg. de CO2 al año.