What would you like to search for?

Our News

Nueve consejos para ahorrar energía en casa

WWF propone una sencilla guía para hacer un consumo más sostenible y amigable con el medio ambiente.

Ahorrar energía siempre es una de las simples acciones con las que podremos contribuir a cuidar nuestro planeta. Desde apagar la luz cuando no se está en casa, desconectar los aparatos electrónicos que no se utilicen y hasta tomar duchas de corta duración, hacen parte de esta serie de sencillos pasos que te ayudarán a lograr un consumo más sostenible y amigable con el medio ambiente.

1. Limpia lámparas y bombillos 

Una lámpara en mal estado puede llegar a perder hasta un 50 % de luminosidad. Al limpiar las lámparas, puedes usar focos de menor potencia y ahorrar hasta 20 % en el consumo de electricidad. Procura aprovechar al máximo la luz natural.  

¡Mantén los bombillos apagados en el día! 

2. Pásate a LED 

Este tipo de bombillos consume entre seis y siete veces menos que uno tradicional y duran más tiempo. El ahorro total de energía en una casa con este tipo de iluminación puede ser del 80 %. 

3. Toma duchas cortas 

El agua caliente demanda la mayor cantidad de energía en el hogar, después de la calefacción y el aire acondicionado. 

4. Desconecta los aparatos que no utilices 

Así estén apagados, los electrodomésticos conectados a la corriente eléctrica pueden usar hasta un 10 % del consumo normal en funcionamiento. 

5. Apaga el aire acondicionado si no estás en casa 

En ciudades con temperaturas altas, existe una alta demanda de electricidad para enfriar los espacios. Es recomendable usarlos en casos estrictamente necesarios, de lo contrario se puede optar por abrir puertas y ventanas para que el aire circule libremente. Según la Agencia Internacional de Energía, en 2050 se triplicará la demanda mundial de energía para este uso. 

6. Usa la lavadora llena 

Así reducirás la cantidad de veces que la utilices por semana y también reducirás el desperdicio de agua. 

7. Cuando cocines, alista de una sola vez todos los alimentos de la nevera 

Cada vez que se abre la puerta, sale aire frío y entra aire caliente. Para compensar el aumento de temperatura en su interior, la nevera debe utilizar energía para volver a bajar la temperatura. Evita abrir la puerta innecesariamente y durante largo tiempo. 
 

8. Si buscas electrodomésticos, elige los que tienen etiquetas que garantizan el ahorro de energía. 

El consumo de los electrodomésticos se mide por su etiqueta. Las etiquetas de clase A (color verde) garantizan que las máquinas funcionan con el menor gasto de energía posible. ¡Procura comprar estrictamente lo necesario! 

9. Ubica la nevera lejos del horno o microondas 

Para que el compresor de la nevera no tenga que trabajar todo el tiempo, no la dejes cerca de ninguna fuente de calor como hornos o, incluso, de la luz solar directa. 
Desde casa, modificando algunos hábitos de consumo energético podemos ayudar a ahorrar energía y cuidar nuestro planeta.
Cada vez que tomas una pequeña decisión para ahorrar energía contribuyes a una cadena de múltiples beneficios.