Seis tips para ayudar a limpiar el planeta

Posted on
12 septiembre 2022


1. ¿Pitillo? No, gracias.



©Jonathan Biehl/ Flikcr

Los pitillos no son necesarios, pero sí generan una gran cantidad de residuos plásticos para el planeta: hacen parte de las 8 millones de toneladas de plástico que cada año terminan en nuestros océanos, tardan más de 200 años en degradarse y son ingeridos por cientos de especies que los confunden con alimentos. Así que sí que vale la pena pensarlo dos veces la próxima vez que nos pregunten si queremos uno.
 

2. Usa bolsas reutilizables para las compras



©WWF 

Cada minuto, más de dos millones de bolsas se usan en el mundo, cada una tiene la vida útil de 20 minutos en promedio y puede durar hasta 100 años en descomponerse. Lo peor de todo es que apenas el 5% son recicladas, la gran mayoría de ellas termina contaminando nuestros ríos y océanos.

Te puede interesar:  Tres decisiones clave para mercar con el planeta en mente


3. Prefiere productos ecológicos 



© Carulla

Consumir consciente es posible. Debemos empezar a preferir artículos cuya elaboración sea con materiales reciclados, materias primas orgánicas y que, en su producción, se utilicen responsablemente los recursos naturales. En la actualidad hay muchas marcas, como Carulla, que ya lo hacen.

Recientemente, la empresa lanzó una colección sostenible junto a WWF cuyos productos apoyan nuestros proyectos de conservación en el país. Todos los artículos de la colección son ecológicos: las bolsas y paraguas están fabricados con RPET 100% postconsumo, en cada mochila se utilizaron 265 gramos de PET y las toallas son de algodón orgánico.

Aquí puedes descubrir algunas opciones y ¡empezar a preferir productos ecológicos! 


4. Mejor el vidrio que el plástico



©Global Warming Images/ WWF 

No necesitamos una razón más fuerte que el hecho de que el vidrio es 100% reciclable y se puede utilizar cuantas veces queramos. Además, al producir botellas con vidrio reciclado se utiliza un 25% menos de energía y la mayoría de bebidas sí se encuentran disponibles en estos recipientes. ¡Así que no hay excusa!

 

5. Separa tus residuos.




©ACA

Reciclar es la manera más efectiva, fácil y económica de reducir la producción de residuos. Es sencillo y está en tus manos. Empieza por reducir los desechos desde el momento de las compras, luego busca reutilizar al máximo y no olvides separar antes de sacar los residuos de casa.
 

6. Repara los daños


Hay pocas cosas que no tienen arreglo así que, si algo empieza a fallar, olvida el verbo desechar y busca un buen reparador que pueda solucionar el problema. Si el producto ya no cumple tus necesidades, dónalo a alguien que le pueda interesar.