Existen importantes focos de deforestación en reservas naturales de Canindeyú y Caaguazú

Posted on
21 diciembre 2016


Mediante su sistema de monitoreo satelital la Organización Mundial de Conservación (WWF-Paraguay) detectó deforestaciones ilegales, en contraposición a la Ley 5.045/13 (Deforestación Cero), dentro de los límites de la Reserva Privada Morombi, la Reserva Natural Privada del Bosque Mbaracayú y Comunidad Indígena Kuetuvy Ko'eti (también conocida como Finca 470), en el departamento de Canindeyú, donde están los últimos remanentes del Bosque Atlántico de la Región Oriental. 

En la Reserva Privada Morombí, ubicada entre Curuguaty (Canindeyú) y Vaquería (Caaguazú), se deforestó 1.314 ha durante el periodo 2009- 2016, de las cuales (52%) 685 ha. corresponden a habilitaciones ocurridas en los últimos meses. El pasado 12 de diciembre de 2016 WWF-Paraguay presentó la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público (M.E N°11629 y N°929), ante la Secretaría del Ambiente – SEAM – (M.E N° 15395) y ante el Instituto Forestal Nacional – INFONA.

Con respecto a la Comunidad Indígena Kuetuvy Ko'eti, se observa una superficie deforestada de 1.133,7 hectáreas desde el 2010 al 2016, de las cuales 344 corresponden a este año. De igual forma WWF presentó la denuncia en años anteriores y la última fue el 29 de marzo del 2016 ante la Secretaría del Ambiente – SEAM – (mesa de entrada N° 3970) y ante el Instituto Forestal Nacional – INFONA – y el Ministerio Público.
Así también en la Reserva Natural Privada del Bosque Mbaracayú, desde el año 2008 se detectan 651 hectáreas deforestadas, de las cuales 274 corresponden a este año. 

Según los parámetros determinados por el Sistema de Información Geográfica (SIG) se presume que parte de la deforestación está potencialmente asociada a cultivos ilegales dentro de los límites de estas zonas protegidas.
En la actualidad en el Bosque Atlántico se cuanta con un total de 34 áreas protegidas, que constituyen a un 415.464,72 hectáreas, que permiten resguardar valiosos ecosistemas para nuestro país y el mundo. Desafortunadamente con las recientes deforestaciones en Áreas Silvestres Protegidas el sistema de estas áreas están en inminente peligro.  

Varias organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales han implementado programas para la recuperación, conservación y manejo sostenible del Bosque Atlántico, ecorregión identificada por WWF como prioritaria por su gran diversidad biológica y su situación de alta vulnerabilidad. Actualmente WWF-Paraguay ha expandido sus esfuerzos implementando proyectos ambientales en las ecorregiones del Gran Chaco, Cerrado y Pantanal a través del involucramiento y alianzas con líderes comunitarios, representantes de gobierno, sector productivo, academia y organizaciones de la sociedad civil.

-----------------------

Más información: 
Ismael Torres Obregón – Oficial de Comunicaciones. 
Cel.: 0981-745521 y Mail: itorres@wwf.org.py